Envío estándar gratuito por todas las compras superiores a 25€

¿Hasta qué punto es grande el problema del desperdicio de alimentos?

El desperdicio de alimentos es un enorme problema global, con implicaciones tanto para el medio ambiente como en relación con la pobreza en el mundo. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura estima que cada año se desperdician alrededor de 1300 millones de toneladas de alimentos en todo el mundo, mientras que el Programa de Acción de Residuos y Recursos (WRAP) informa que en el Reino Unido solamente los hogares tiran 6,5 millones de toneladas de alimentos y bebidas cada año, de las cuales 4,5 millones de toneladas son perfectamente comestibles. 
 
El desperdicio de comida contribuye en gran medida al cambio climático, ya que representa más emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo que todos los vuelos comerciales que se realizan cada año. Porque cuando desperdiciamos alimentos también desperdiciamos los valiosos recursos que se han dedicado a producirlos. Y, aunque el desperdicio total de alimentos en el Reino Unido está decayendo de forma constante año tras año, está claro que es necesario hacer mucho más para abordar el problema.

/medias/KW-Article-Bread-Recipes-1.jpg?context=bWFzdGVyfHJvb3R8MjgyMzg2fGltYWdlL2pwZWd8YUROa0wyZ3haaTh4TXpFNU9USTJNRGcwTkRBMk1pOUxWeUJCY25ScFkyeGxYMEp5WldGa0lGSmxZMmx3WlhOZk1TNXFjR2N8OTExM2RhOGY5N2IwZTc4YjA3MTU4ZDljMjI1N2FiMDg2MzE5ZDZjZTQ4YzRjZThlNWM4NjgyMmNmMjEwYzg2ZQ

¿Cómo evitar el desperdicio de comida en el hogar?

Al margen de lo que digan las estadísticas, todos tenemos el poder de marcar la diferencia en materia de conservación, y todo comienza en casa. Estas son algunas formas sencillas de reducir la cantidad de comida que acaba en la basura y de ahorrar dinero en la factura de la comida.

Planifica tu compra de alimentos

KW Article_Reducing Food Waste_Desktop_2.jpg KW Article_Reducing Food Waste_Mobile_2.jpg
La gran compra semanal parece una forma eficaz de mantener la despensa bien abastecida, pero, si compras menos con más frecuencia, producirás menos desechos, especialmente de artículos perecederos. Fíjate en lo que ya tienes en casa antes de ir a la tienda para evitar duplicarlo, haz una lista de lo que necesitas e intenta ceñirte a ella. Es fácil sentirse tentado por las ofertas del tipo “llévese otra gratis”, pero es una falsa economía a menos que sepas que las vas a utilizar. ¡Y evita comprar comida cuando tengas hambre! Los psicólogos han descubierto que es más probable que compres por impulso cuando compras con el estómago vacío. Además, planificar las compras de este modo te ayudará a ahorrar en tus facturas de comida. 

Come de todas las formas y tamaños

KW Article_Reducing Food Waste_Desktop_3.jpg KW Article_Reducing Food Waste_Mobile_3.jpg
La selección de frutas y verduras con el aspecto que nos gusta implica millones de toneladas de productos considerados “feos”, imperfectos o de dimensiones que no queremos pero que son perfectamente comestibles, y que a veces ni siquiera llegan a la tienda, porque han sido desechados por los granjeros o rechazados por los distribuidores. 

Por suerte, esa actitud está cambiando y en los últimos años los minoristas han reconocido el problema. Muchos grandes supermercados ahora animan a sus clientes a comprar en el pasillo de verduras “feas”, y hay empresas de suscripción que ofrecen cajas de frutas y verduras, que construyen su marca gracias a los productos que de otro modo se habrían desperdiciado. Haz un buen uso de tu poder de consumo y gasta tu dinero en productos que no ganarían un concurso de belleza pero que saben igual de bien. 
 

Planifica tus comidas

KW Article_Reducing Food Waste_Desktop_4.jpg KW Article_Reducing Food Waste_Mobile_4.jpg
Una de las formas más eficaces de reducir la cantidad de comida que tiramos es planificar las comidas con antelación. Piensa cada día en lo que vas a comer, lo que tienes que comprar y cómo puedes aprovechar cualquier ingrediente fresco sobrante antes de tirarlo. Hacer una buena sopa casera es una forma estupenda de usar las verduras, y siempre puedes modificar la receta adaptándola a lo que tengas en casa. Si te han sobrado calabacines al hacer la sopa, siempre hay alguna forma ingeniosa de usar esos trozos, en vez de dejarlos en el fondo de la nevera.

Cocción por lotes y congelación

KW Article_Reducing Food Waste_Desktop_5.jpg KW Article_Reducing Food Waste_Mobile_5.jpg
Duplicar una receta para dejar varias porciones en el congelador no solo ahorra tiempo y esfuerzo (siempre es bueno contar con una comida rápida ya lista a mitad de semana, que solo tienes que calentar al llegar a casa), sino que también aprovecharás mejor los ingredientes sobrantes, como las hierbas o las verduras frescas que se quedan en la bolsa. Este mirepoix es perfecto para guardar en la nevera, y resulta una excelente base para sopas y estofados cuando no se dispone de mucho tiempo. 

Cuando cocines para el congelador, asegúrate siempre de enfriar bien los alimentos antes de congelarlos, envolverlos o embolsarlos de forma segura, o colocarlos en un recipiente sellado. 
 

Guarda los alimentos correctamente

Una forma sencilla de reducir el desperdicio de alimentos en casa es ante todo guardar los productos correctamente para que no se estropeen antes de tiempo. 

En el caso de los alimentos con fecha de consumo preferente, recuerda que la fecha de la etiqueta solo es válida si se guarda el alimento según las instrucciones, ya sea en un lugar fresco y seco o en el frigorífico. 

Los alimentos frescos como patatas, cebollas y tomates deben mantenerse a temperatura ambiente mejor que en la nevera, teniendo cuidado de qué es lo que pone junto a los plátanos en el bol de frutas. Los plátanos emiten gas etileno mientras maduran, lo que hace que otras frutas y verduras maduren más rápido. Esto puede ser útil, sin embargo, si tienes un aguacate no maduro y quieres acelerar su maduración.
 

Compostaje

Según investigaciones, casi la mitad de los alimentos que echamos a la basura podrían haberse compostado. El compostaje de desechos de alimentos los convierte en valiosos nutrientes para tu jardín, lo que mejora la estructura y condición de la tierra y es beneficioso para tus plantas y flores. Las cáscaras de verduras y frutas, los rabillos de las fresas e incluso los posos de café y las cáscaras de huevo pueden ir al recipiente de compost. Todo lo que hay que hacer es cerrar la tapa y esperar a que la naturaleza haga su trabajo. 

Comprueba las fechas de caducidad

La confusión entre “consumir preferentemente antes de” y “fecha de caducidad” lleva a desechar una gran cantidad de comida que aún se puede comer. ¿Conoces la diferencia entre “consumir preferentemente antes de” y “fecha de caducidad”? 

Esencialmente, a la que debes prestar atención es a la fecha de caducidad. La fecha de caducidad, que suele encontrarse en productos con una vida útil limitada, como carnes y productos lácteos o ensaladas, indica la fecha en la que ya no es seguro consumir el producto. No obstante, puedes prolongar la vida útil de un artículo después de esta fecha congelándolo (si puede congelarse), siempre que lo congeles antes de la fecha de caducidad. Uno de los mejores consejos de compra: los supermercados suelen poner las cosas con caducidad más prolongada en el fondo de las estanterías, así que, si no tienes previsto consumir un producto inmediatamente, revisa un poco las fechas para asegurarte de que consumirás el producto antes de que caduque. 

La fecha de consumo preferente significa que un artículo sabe, se ve y huele mejor si se consume antes de esa fecha. Las fechas de consumo preferente se emplean generalmente en alimentos enlatados, secos y congelados, son puramente de calidad y no tienen nada que ver con la seguridad alimentaria. A menudo, un artículo sabe igual de bien después de esta fecha, así que siempre que tenga buen aspecto y huela bien, debería estar bien para comerlo. 
 

Aplicaciones para evitar el desperdicio de alimentos

Las aplicaciones para aprovechar alimentos son una forma sencilla de abordar el problema del desperdicio de alimentos con un mínimo esfuerzo y la máxima recompensa. Solo hay que descargar una de ellas para rescatar alimentos en perfecto estado de los restaurantes cercanos que, de otro modo, se perderían, y por solo una fracción de su precio o incluso gratis. ¿Ayudar a los establecimientos locales a reducir el desperdicio de alimentos, preservar el medio ambiente y, además, conseguir la comida barata? ¡Es un éxito asegurado para todos! 

Too Good to Go

Las tiendas de alimentos tiran cada día toneladas de alimentos frescos que no se han vendido a tiempo. Too Good to Go es una aplicación estupenda que funciona en el Reino Unido, que te permite comprar y recoger una “bolsa misteriosa” de comida de buena calidad en cafeterías, restaurantes, hoteles, tiendas y supermercados locales a precios de rebaja.

Olio

Una excelente aplicación para compartir ideas de cocina, con la que personas y establecimientos pueden intercambiar consejos para aprovechar verduras y comestibles, ya sean cultivados en el propio hogar o comprados en la tienda. Con la aplicación Olio puedes buscar en las listas locales y pedir lo que te guste, así como poner en lista lo que desees compartir.

Karma

Karma es una aplicación de rescate de alimentos, que conecta a los minoristas que venden alimentos sobrantes con consumidores, a precios de descuento. Es muy fácil de usar. Solo tienes que buscar por ubicación y ver qué hay en el menú, desde pizzas hasta pastelitos, salteados o pan de centeno.

Ideas de recetas con sobrantes

No dejes que los trozos sobrantes que tienes en la nevera se pierdan. Aquí tienes una selección de recetas para inspirarte y dar una segunda oportunidad a esas sobras.

Tarta de pollo y champiñones silvestres

KW Article_Reducing Food Waste_Desktop_6.jpg KW Article_Reducing Food Waste_Mobile_6.jpg
Convierte la verdura sobrante en un plato completamente nuevo con este favorito de invierno, o adapta la receta para incluir el pollo asado sobrante. Y toda la familia quedará contenta si congelas para otro día lo que no se hayan comido hoy.

Obtén la receta

Tarta de manzana rosa

KW Article_Reducing Food Waste_Desktop_7.jpg KW Article_Reducing Food Waste_Mobile_7.jpg
¿Tienes un bol lleno de manzanas? Sé creativo con esta apetitosa tarta de manzana. Impresionante y deliciosa.

Obtén la receta

Sopa de boniatos y naranja

KW Article_Reducing Food Waste_Desktop_8.jpg KW Article_Reducing Food Waste_Mobile_8.jpg
Una receta estupenda para usar los restos de boniatos es esta sabrosa y apetecible sopa, rápida y fácil de preparar con el accesorio de batido, y a la que siempre puedes añadirle otras verduras. Una buena opción para cocinar por lotes y preparar porciones para el congelador.

Obtén la receta

Col gratinada

KW Article_Reducing Food Waste_Desktop_9.jpg KW Article_Reducing Food Waste_Mobile_9.jpg
La col siempre es una buena elección. Sé creativo con una alternativa al gratinado de patatas usando tu MultiPro Compact +.

Obtén la receta

Tarta de queso con queso azul y calabaza

KW Article_Reducing Food Waste_Desktop_10.jpg KW Article_Reducing Food Waste_Mobile_10.jpg
Siempre hay calabazas sobrantes en otoño después de las fiestas de Halloween. Aunque no se nos haya ocurrido antes, podemos usar elrobot de cocina para hacer una cremosa y sabrosa tarta de queso.

Obtén la receta

Mirepoix

KW Article_Reducing Food Waste_Desktop_11.jpg KW Article_Reducing Food Waste_Mobile_11.jpg
Elaborada con solo tres ingredientes, esta clásica base francesa de verduras mixtas es el componente principal de muchas sopas, salsas y guisos plenos de sabor. Solo hay que cortar en dados la verdura sobrante con el robot de cocina Chef y meterla en el congelador. 

Obtén la receta

Echa un vistazo a nuestra amplia gama de recetas para reducir hoy mismo tu desperdicio de comida

Hay muchas formas de convertir las sobras de ayer en deliciosas nuevas comidas, desde salteados y salsas de pasta hasta ensaladas y delicias para un bocado casual. Encuentra cientos de recetas inspiradoras que puedes crear con tus productos Kenwood aquí.