El rey del pan casero

Un rey del pan casero piensa primero, y luego amasa. No se conforma con barras precongeladas, ni con pizzas precocinadas. Ni tampoco con cualquier máquina amasadora, porque sabe que solo su Kenwood puede proporcionarle el toque perfecto para cada una de sus creaciones